español - english             

Quieres saber que...

lunes, 17 octubre, 2011
Babette, las polainas de Elisabet de Islandia
Me llamo Elisabet y tengo 28 años, soy de Reykjavik, Islandia, y soy diseñadora. Mi marca Babette nació a principios de 2010, poco después de hacerme mi primer par de Babettes.
Siempre me ha interasado la moda y el diseño y siempre he estado creando cosas desde que tengo memoria. Mucho de esto viene por mi madre, que siempre se hace la ropa, vestidos e incluso ropa para las muñecas hechas a mano para mí y mis hermanas cuando éramos pequeñas. Empecé muy joven haciendo mis propios patrones y comencé a coser todo tipo de trajes y ropa para mí y para otros.
Tengo un montón de zapatos negros lisos y aburridos y un día quería hacerme algo bonito y diferente. Después de hacerme mi primer par y comenzar a usarlos...tenía a mucha gente que me preguntaba dónde podría comprarlos!!!
Después de muchas peticiones decidí hacer unos cuantos para poner en mi web www.babette.is y poco después de eso tuve la oportunidad de vender y formar parte en el mercado POP UP, tiendas que abren un periodo corto. Es un nuevo proyecto de diseñadores jóvenes y emergentes en Islandia. Ahora, también los vendo en una bonita tienda del centro de Reykjavik, llamada GK Reykjavik.
El nombre de la marca "Babette" es la versión francesa de mi nombre, Elisabet, es perfecto porque mis diseños son muy parisinos, románticos y divertidos!!
Cada par y cada pieza es única y delicadamente hecha a mano por mí. Uso diferentes tipos de materiales, vintage, pieles y cualquier material que me inspire. Siempre me ha encantado e inspirado la época victoriana y también de ahí cojo muchas ideas para partir en mis diseños.
Chie Mihara es mi marca de zapatos favorita y me encanta llevar mis "Babettes" con sus zapatos, son muy especiales y hacen que mis piezas sean más bonitas!


Puedes ver y pedir mis piezas aquí:

www.babette.is

Babette en facebook:

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001551506358
Aquí hay una foto con los míos;)

Disfrutad!

Besos,
Elisabet